Campañas políticas que terminan en ‘COVID – Rumba’ tienen al borde de una crisis sanitaria a los tenerifanos



El hambre de poder que tiene los precandidatos a la Alcaldía de Tenerife (Magdalena), Helton Roncallo y Andrés Del Portillo, ha generado serios problemas de orden público en el municipio. Ambos de manera desenfrenada hacen política sin medir las consecuencias debido a las limitantes establecidas por la pandemia generada por el COVID-19.

Roncallo y Del Portillo, auspiciados al parecer por los clanes políticos del  Magdalena que están viudos de los recursos públicos, se la juegan por quedarse con el máximo cargo administrativo de Tenerife, por lo que convocan masivamente a los habitantes de este municipio, sin cumplir con los protocolos de bioseguridad.

Lo que inicia como caminatas y reuniones, terminan en las famosas ‘COVID – Rumba’, poniendo en jaque la salud de los tenerifanos, quienes engañados con hayacas, juguitos y hasta licor, son utilizados ingenuamente por estos precandidatos, que solo obedecen a los intereses de los que gobernaron por años y sumieron en un atraso profundo al Magdalena.

Tenerife merece un cambio en su administración, donde las oportunidades de desarrollo y progreso se han evidentes, y que se evite el defalco del erario público. El llamado a los habitantes de este bello municipio magdalenense para que no se dejen engañar y no ponga más en riesgo sus vidas, ya que el coronavirus sigue presente y los viudos del poder lo que quieren es seguir aprovechándose de sus necesidades.

Publicar un comentario

0 Comentarios