Recuperación del recurso hídrico y reforestación de Sierra Nevada, apuestas del eje de sostenibilidad del Plan de Desarrollo

Otros puntos importantes que impulsa esta revolución del Plan de Desarrollo Departamental son la gestión del riesgo y adaptación al cambio climático.  

La reforestación de la Sierra Nevada de Santa Marta y las rondas de los ríos, quebradas, humedales y ciénagas del departamento para garantizar el abastecimiento de agua en los municipios y la protección de ecosistemas estratégicos como la Ciénaga Grande de Santa Marta hacen parte de la Revolución de la Sostenibilidad, el segundo eje del Plan de Desarrollo Departamental ‘La Fuerza del Cambio’, del gobernador Carlos Caicedo.

Los alcances de este eje se debatieron en el marco del gran foro virtual ‘Socialización del Plan de Desarrollo Departamental, La Fuerza del Cambio’, que se transmitió a través de la cuenta de Facebook de la Gobernación del Magdalena, en el que participaron Medardo Galindo, jefe de la oficina asesora del Medio Ambiente; Carlos Fonseca, asesor de la Gobernación; Javier Pava, jefe de la oficina de Gestión del Riesgo; y Gerardo Ardila, director del Centro de Estudios Sociales de la Universidad Nacional de Colombia.

Fonseca dijo que el Magdalena tiene grandes subregiones: la Sierra Nevada de Santa Marta, donde nacen los ríos que abastecen al Distrito de Santa Marta y otros municipios del departamento; la marino costera, que tiene retos muy grandes como la erosión costera y la recuperación del manglar; el borde del río Magdalena; cuyo principal reto es reactivar la pesca; y el bosque tropical seco, que tiene el reto de la agricultura y vocación forestal.

“Con estas subregiones tenemos el reto del cambio del uso del suelo y entender que somos anfibios y una civilización del agua”, expresó Fonseca.

Por su parte, Medardo Galindo explicó que las principales líneas en materia del medio ambiente en el Plan de Desarrollo Departamental son la campaña para desplastificar el departamento, la reforestación de los diferentes ecosistemas hídricos y la protección de la vida silvestre.

El funcionario destacó que el reto más importante que se debe superar en este eje es la recuperación y protección del recurso hídrico, que está relacionado con la reforestación, y permitirá garantizar el abastecimiento de agua potable en diferentes municipios, e hizo un llamado a los alcaldes para que incluyan estos proyectos en sus Planes de Desarrollo Municipales y se articulen con el Departamento.

En materia de gestión del riesgo, Javier Pava aseguró que el Plan de Desarrollo Departamental busca trabajar en el fortalecimiento de las capacidades de respuesta del Departamento y los municipios para la prevención y atención de los desastres y la adaptación al cambio climático.

“Nuestro plan es muy ambicioso y está pensado en el corto, mediano y largo plazo no solo en la atención de desastres, sino en la gestión del riesgo y la adaptación y mitigación del cambio climático”, precisó Pava.

Por último, Gerardo Ardila dijo que el Plan de Desarrollo Departamental plantea acciones integrales que no se pueden dividir, sino que tienen que hacer puentes entre ellas para que puedan funcionar como la cultura, vivienda, servicios públicos y el ordenamiento territorial.

“La Revolución de la Sostenibilidad tiene que incluir al mar, a los pescadores y la recuperación de todas las praderas marinas que estén al frente de Santa Marta y las ciénagas y bahías (…) Otro tema que no puede quedarse por fuera es el río Magdalena y eso implica que el departamento del Magdalena tiene que tomar las riendas de Cormagdalena y exigir el cuidado con el río”, recomendó Ardila.