Durante puente de Reyes se garantizó abastecimiento de agua potable y se evitó rebosamientos de aguas residuales en zonas turísticas


Por instrucciones de la alcaldesa, Virna Johnson, los barrios de la ciudad también fueron priorizados en el plan de contingencia de la empresa.

Un positivo balance entrega la Empresa de Servicios Públicos de Santa Marta –Essmar-, en materia de suministro de agua potable y alcantarillado, gracias al plan de contingencia adelantado por la empresa, los cientos de turistas que arribaron a la ciudad para disfrutar del puente de mayor ocupación, el de Reyes Magos, no tuvieron inconvenientes con el abastecimiento de agua ni padecieron incomodidades por rebosamientos de aguas residuales.

La percepción general en los corredores turístico en esta temporada ha sido la ausencia de carro tanques, gracias al éxito de las acciones preventivas lideradas por la alcaldesa Virna Johnson, el gerente Carlos Páez y el equipo de priorizadores de la empresa.

“El equipo de priorizadores nos suministra la información de cómo van los niveles de los tanques que suministran el agua al corredor turístico de la ciudad, de manera que evitemos que se afecte el suministro constante del preciado líquido”, indicó Carlos Páez, gerente de la Essmar.

Plantas eléctricas:


Se han instalado plantas eléctricas en las estaciones de bombeo para evitar que las suspensiones del servicio de energía afecten el abastecimiento de agua.

“No tenemos confiabilidad en el suministro energético, se requiere una suplencia con plantas energéticas para que no existan fallas con las bombas que llenan los tanques, esta dinámica ha sido muy eficiente”.

De igual forma, los carro tanques han estado dispuestos para suministrar agua ante cualquier requerimiento de la comunidad.

 Cero rebosamientos en zonas turísticas:


Trabajadores de la Essmar han estado las 24 horas del día distribuidos en puntos estratégicos de la ciudad supervisando los niveles de agua en los manholes para evitar que vertimientos de aguas residuales empañen la tranquilidad de propios y visitantes.

“Los mantenimientos preventivos realizados en los manholes y estaciones de bombeo de agua residual sumado al manejo de los puntos críticos con plantas eléctricas de suplencia han permitido que el sistema de alcantarillado no presente fallas, es así como se percibe una ciudad sin malos olores ni vertimientos a pesar de la alta demanda que tiene el sistema”.

Por instrucciones de la alcaldesa Virna Johnson, el gerente de la Essmar Carlos Páez y su equipo de trabajo continuarán cumpliendo con el plan de contingencia para culminar el 20 de enero la temporada turística de comienzo de año con un excelente balance en materia de servicios públicos.