Otra opción de estar bien informado de los acontecimientos de Santa Marta, Magdalena y la Región Caribe.

Concejales quieren saber si interventor de la ESE es un fantasma o un funcionario de carne y hueso


Los integrantes de la Corporación anunciaron la presentación de una nueva proposición a fin que el agente interventor de la Superintendencia de Salud Nacional a cargo de la empresa social arribe al seno de la Concejo y dé explicaciones de sus funciones.

Preguntándose de manera irónica si el interventor de la Empresa Social del Estado ESE, Alejandro Prospero Reverend, Román De la Rosa Montenegro, es un fantasma o por el contrario si es un ser de carne y hueso que pueda atender las citaciones que se le han hecho desde la Corporación, los miembros del Concejo de Santa Marta mostraron su preocupación ante el silencio del funcionario y la crisis que se vive en el sector.

El concejal de la Alianza Social Independiente ASI, Jaime Linero Ladino, recordó que desde el año pasado al funcionario colocado por la Supersalud se le ha citado a fin de conocer el estado actual de la entidad intervenida, pero se han encontrado con su negativa aduciendo que en calidad de interventor no puede acudir al recinto.

“Es insólito e inaceptable la posición del señor Román De la Rosa, este Concejo y la ciudad necesita que explique  qué  está pasando, que ha pasado  con los centros de salud de Mamatoco, Gaira y Bonda, por ejemplo le corresponde a la E.S.E Distrital  dentro de sus funciones legales dar una  explicación de cuales han sido sus   planes de acción presentados desde la  Superintendencia de Salud en beneficio de la gente, hay muchos interrogantes y deben haber muchas respuestas, pero resulta que el señor Román es como un fantasma que uno nunca puede ver”, aseguró el Concejal.

Ante la situación otros ediles se sumaron a la proposición de volver a citar al hoy representante de la Empresa Social del Estado, Román Dela Rosa, uno de ellos Carlos Pinedo Cuello de Cambio Radical.

“Es la obligación legal y constitucional de dar la explicación de que se está haciendo ahí, y como se ha venido excusando de manera reiterativa creo compañeros que debemos insistir y sumar a ese requerimiento la citación al gerente asistencial, al jefe de contratación y al jefe jurídico, alguien debe contar que pasa hoy en la E.S.E” sentención Pinedo Cuello.

Para el concejal del Movimiento MAIS, Efraín Vargas, el funcionario no puede excusarse de no ser sujeto de control, pero si poder manejar e invertir   los recursos que envía la Nación o que aportan los samarios a través del pago de sus impuestos.

“En artículos de prensa he visto los anuncios de inversión de recursos para varios centros y puestos de salud, por lo tanto, es imposible que alguien que maneje la plata de los samarios no vaya a dar razones de ello, porque aquí no vivimos en una anarquía, sino en una democracia, por lo tanto, me sumo a esa proposición agregando que se citen también a quienes tienen la responsabilidad de la contratación”

El presidente del Concejo Carlos Elías Robles Vega, aseguro que la corporación tiene en su reglamento interno la normatividad que brinda garantías a los funcionarios para que lleguen con toda la confianza a informar sobre sus acciones, pero también es rígido al momento de exigir cuentas sobre lo que pase con los recursos de Santa Marta y los que envíe el nivel central.

“Estamos preocupados, no es un tema menor, aquí estamos hablando de la vida misma, y la vida es sagrada, como no vamos a querer saber que pasa dentro y fuera de los centros y puestos de salud, ese es un tema prioritario y sin duda debe estar sobre la mesa de análisis, discusión y aclaración de la corporación” finalizo diciendo el vocero de la Coalición Convergencia Democrática Santa Marta.

La proposición para citar al interventor de la ESE Distrital podría ser presentada en la sesión de este jueves 16 de enero de 2019
Compartir en Google Plus

Acerca de LA PORTADASM

Somos un medio alternativo y digital que nació con el objetivo de informar a los magdalenenses sobre los hechos noticiosos que se generan en el Departamento, Santa Marta y la Región Caribe.