300 reclusos de la cárcel "Rodrigo de Bastidas" fueron formados a microempresarios


Los presidiarios esperan que la sociedad les brinde una oportunidad y apoyo en esta nueva etapa de vida.

El Centro Penitenciario y Carcelario "Rodrigo de Bastidas" de Santa Marta, ocupa uno de los primeros lugares con alto hacinamiento en los presidios del país, pero éste establecimiento se distingue por abanderar la formación del mayor número de reclusos que pasan a micro empresarios.
"Buscamos visibilizar las actuaciones de estas personas que se encuentran desterradas de la sociedad y este proyecto servirá para al salir de la libertad sea un proyecto de vida. Ahora son nuevos micro empresarios y esperemos que sean útiles en la sociedad", expresó Elizabeth Montero: Subdirectora Inpec.

Fueron varios meses de arduo trabajo y dedicación, donde la población reclusa colocó todo su empeño para mostrar todo el potencial o talento con la elaboración de mochilas, puertas, ventanas, y otras muestras artesanales que serán comercializadas al público.

"Este proceso artesanal permitirá generar ingresos para nuestras familias a través de la micro empresa y de esa manera el proceso de resocialización se haga vigente por estos trabajos que dignifican al hombre. Por eso buscamos consolidarnos como mejores personas y no volver a repetir nuestros errores", Jimmy Zapata Salinas, recluso.

Gracias a la alianza tripartita del Inpec, Alcaldía y Cámara de Comercio de Santa Marta, los 300 reclusos no sólo podrán comercializar sus productos en Colombia sino también en el exterior.

Este proyecto denominado "Feria de emprendimiento", busca transformar el estilo de vida de estas personas que en un pasado cometieron errores y ahora que pagan sus delitos intentan voltear la página y que a la vez la sociedad no los excluya y le brinden apoyo en este cambio de vida.
"Nuestra meta es que nuestro trabajo se comercialice en el exterior y para eso debemos contar con el apoyo de la sociedad", afirmó Jimmy Zapata.

Ahora se espera que el sector comercial haga parte de este proceso para que los 300 nuevos micro empresarios puedan obtener un impacto positivo con la venta de sus mágicas elaboraciones.