Otra opción de estar bien informado de los acontecimientos de Santa Marta, Magdalena y la Región Caribe.

Alias “80” asume legado del abatido "Chucho Mercancía" en la Sierra Nevada


La muerte del zar de la extorsión podría desencadenar una guerra por el dominio absoluto de la vertiente nororiental.

Una vez se conoció la muerte en combate de Jesús María Aguirre, alias "Chucho Mercancía" quien cayó en manos de la Policía Antinarcóticos y la DEA, inmediatamente alias 80 asumió el trono de “Los Pachencas”, considerada como la banda criminal más sanguinaria y poderosa de Santa Marta y Magdalena. 

El nuevo patrón de la Sierra Nevada es Deimer Patiño Giraldo, alias “80” sobrino del ex jefe paramilitar del "Frente Resistencia Tayrona", Hernán Giraldo Serna, quien según las autoridades habría planeado junto con Chucho Mercancía expandir la estructura armada hacia los corregimientos de San Javier, San Pedro y Palmor, donde se ha sembrado el terror y pánico ante las nuevas intimidaciones de dicha organización.

Días antes de efectuarse el operativo, dos detectives de la DEA y Antinarcóticos lograron filtrarse en el corazón de “Los Pachencas" y conocer los pasos o rutas del narcotráfico perteneciente a esta peligrosa organización. Incluso, observaron que el mismo  "Chucho Mercancía",  conformó con 15 hombres una estructura armada en Palmor, San Javier y San Pedro de la Sierra Nevada de Santa Marta, con el fin de tener el control territorial de Ciénaga y Zona Bananera.

Esta sería la nueva estructura criminal.
La presencia de la nueva organización criminal en las zonas cafeteras del macizo intertropical, ha generado pánico y temor entre la población civil que se ha visto obligada a obedecer las órdenes de los herederos del abatido jefe criminal. "Acá todos vemos a esos hombres armados camuflados de día y noche, pero los únicos que no lo ven son las autoridades. Por temor obedecemos lo que nos dicen porque ellos son los que mandan aquí y por eso nos hemos visto obligados a pagar vacunas", comentó un empresario cafetero afectado por la extorsión.

El temor se apoderó de la Troncal del Caribe


La muerte de Jesús María Aguirre, alias "Chucho Mercancía", provocó satisfacción entre las autoridades por el resultado operacional, pero contrario es el panorama en las 56 veredas de la Troncal del Caribe, donde la población civil se ha abstenido de salir de sus casas y abrir los negocios por temor a una retaliación de “Los Pachencas”.

El temor y zozobra aumentó con la circulación de un panfleto que advertía del plan de venganza que se iba a perpetrar por la muerte de Jesús María Aguirre. "Nosotros conocemos bien el lugar y por eso no abrimos las puertas por temor a morir en manos de esas personas. Preferimos esperar que pase todo, pero mientras no saldré", comentó un dirigente comunal que pidió reserva de su identidad por razones de seguridad.

Muchos creen que la muerte de “Chucho Mercancía” podría empeorar las cosas y desatar una guerra por el dominio territorial de la Sierra Nevada y los 80 kilómetros de puerto natural para exportar la droga.
Compartir en Google Plus

Acerca de LA PORTADASM

Somos un medio alternativo y digital que nació con el objetivo de informar a los magdalenenses sobre los hechos noticiosos que se generan en el Departamento, Santa Marta y la Región Caribe.