/> Nuevo SOS por Taganga - LA PORTADASM.COM.CO
Otra opción de estar bien informado de los acontecimientos de Santa Marta, el Magdalena y la región Caribe.

Nuevo SOS por Taganga



Ya se ha perdido la cuenta de las innumerables solicitudes, pedidos, y hasta exigencias, por todos los medios de comunicación escritos, radiales y de toda índole por parte de los tagangueros, con el fin de que sean atendidas sus penurias ocasionadas por el abandono que todas las administraciones distritales pasadas y la presente, han mostrado a una comunidad ubicada en una rada que dadas sus excelentes condiciones naturales debería ser objeto de un mejor tratamiento en todos los órdenes. 

La madre naturaleza, que regalo a Taganga la más bella bahía de nuestro litoral, no tuvo en cuenta la inoperancia e incapacidad de los gobernantes que tendría Santa Marta, de quien depende  administrativamente nuestro pueblo, para que en el momento actual lo hubieran sumido en el lamentable estado de postración que desde hace muchos años viene padeciendo.

En contravía de la preocupación de los alcaldes y gobernadores de otras regiones de Colombia y el mundo, por mostrar, embellecer e invertir en los sitios más atractivos y por ende más visitados por su belleza; los nuestros, alcaldes y gobernadores, son ciegos, sordos e ineptos pero además con escasos propósitos e iniciativas tendientes a generar ingresos con la presentación más adecuada que debería tener Taganga en todo orden, como polo de atracción turística.

Ya está cercano un nuevo periodo de elecciones, en donde veremos la invasión de vehículos de Santa Marta, llenos de aspirantes a todas las ramas del poder legislativo y por supuesto con el compromiso, de que esta vez sí van a ser ciertas las promesas de las elecciones pasadas y de las antepasadas y todas las otras que no fueron cumplidas; pero diciendo y pensando por dentro:, “que le vamos a cumplir si para eso le pagamos los votos”; en donde hay ciertamente, un gran porcentaje de culpa de los mismos tagangueros". 

Esta nefasta compra de votos generalizada en este y casi todos los pueblos de Colombia, es uno de los mejores caldos de cultivo en donde  crece y prolifera el mal mayor que es la corrupción. Aquí se peca en doble vía: el que paga por el pecado y el que peca por recibir. No sé cuándo será ese día en que el pueblo entero se concientice de esta situación, admitiendo su responsabilidad y absteniéndose de ir a las urnas mientras no sean cumplidas verdaderamente sus necesidades más importantes.

Seguro estoy que todos en Santa Marta saben cuáles son las carencias que en todo sentido padece Taganga, pero muy rápidamente voy a enumerar las más importantes:

1.- Agua: El preciado líquido brilla por su ausencia y los carrostanques realizan un lucrativo negocio con el agua que debía ser de distribución gratuita, ya que las tuberías se han convertido en refugio de roedores y cuando, por ventura, abren la válvula para Taganga, el agua no alcanza llegar a su objetivo final ya que es interceptada por los moradores de los barrios de invasión de los cerros para quienes el agua no tiene valor y dejan que se pierda dejando la llave abierta luego de llenar sus tanques, pero dejando a Taganga sin agua.

2.- Luz Eléctrica: Este servicio se presta de manera irregular ya que adolece de continuidad y la frecuencia de las suspensiones no programadas y menos preavisadas, produce molestias sin mencionar los perjuicios derivados de esos cortes. A ello se le agrega la actitud irresponsable de la empresa en cuanto a la atención oportuna y eficaz para atender los frecuentes fallas que hasta la muerte de una niña ocurrió al quedar descubierto un cable de alta tensión sin la debida protección, como ocurrió hace varios meses.

3.- Calles Intransitables: Las características del terreno dada su condición de ser una comunidad ubicada en el pie de monte de la Sierra Nevada de Santa Marta; en época lluviosa vemos las calles convertidas en quebradas que parecen ríos. Hay una sola vía medio transitable asfaltada hace más de diez años, hoy destruida totalmente y que las  enormes busetas azules han contribuido también a su deterioro total.
La solución ya se ha estudiado mediante el desvío de esas correntías pluviales mediante túneles, pero esa problemática no ha merecido un ápice de atención por parte de nuestros gobernantes.

4.-Centro de Salud: Quienes visiten Taganga, podrán apreciar en la calle14 un gran mamut de cemento y aluminio en donde quedaba el antiguo puesto de salud, con un rimbombante aviso indicando que allí se construye el nuevo hospital de Taganga.

Precisamente, desde hace varios días se ha venido informando profusamente por la prensa hablada y escrita de todo el país, sobre el estado de las obras contratadas por las dos últimas alcaldías de Santa Marta y ahí se podrá constatar como la construcción de ese centro de atención médica, tan necesario en una comunidad que ha crecido aceleradamente como lo es Taganga; es absolutamente indispensable ya que este preciado servicio no se presta adecuadamente desde hace más de dos años.
Pero, leo, que los abultados anticipos de los contratos si se entregaron, mientras que la fecha de entrega de la obra terminada, se cumplió hace varios meses y no se termina aún. Esta epidemia en Taganga se ha convertido en la nueva pandemia colombiana, tan de moda en nuestros días y conocida en el área de la salud como corruptemia.

5.- Obras en la Bahía: No sabemos los tagangueros si nos ha convenido o no, estar ligado a Santa Marta por cercanía y administrativamente, solamente basta enumerar varios hechos que ha sufrido este pueblo pesquero con el detrimento en su haber más importante que es su linda bahía. 

Hace varios años la pusieron como destino final del emisario submarino transportando los desechos de Santa Marta; luego, todas las aguas  negras de los barrios subnormales del norte de la capital del Magdalena  las llevaron hacia el antiguo atracadero de Pescaíto; hace como tres años se produjo el vertimiento de toneladas de aceite con afectación del lecho marino de la bahía y de los ancones cercanos y ahora con la construcción de un muelle que constituirá nada menos que la debacle para un conglomerado ávido de ayudas. 

Con las anteriores cinco perlas someramente relacionadas, que pueden ser muchas más, hay motivos más que suficiente para elevar nuestra voz de protesta y pedir a estas administraciones indolentes que miren a Taganga como núcleo de una comunidad que en línea directa ancestral ha existido con un legado que se ampara en documentos antiquísimos con fuerza jurídica y que hoy como ciudadanos de un mismo país y región, tenemos todo el derecho a que nuestras necesidades fundamentales físicas y anímicas sean adecuadamente atendidas, que es lo menos que se puede pedir para vivir como humanos en comunidad.  

Por: Basilio Henríquez Tejeda
Columna de Opinión LAPORTADASM
Compartir en Google Plus

About LaportadaSM

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.